Alimentos dañinos para tu Gato

Ha quedado perfectamente comprobado que la salud de tu mascota está íntimamente relacionada con su alimentación, constituyendo esta una de los factores más relevantes a la hora de evitar la aparición de patologías futuras que van desde problemas digestivos, hasta anemias u otras dolencias graves.

A diferencia de los humanos, ciertos alimentos pueden ser muy dañinos y nocivos para tu felino y su salud. También debes considerar que hay algunos tipos de alimentos que es importante conocer, ya que al igual que los humanos, los gatos también pueden tener alergias alimentarias.

A diferencia de perros y humanos, los gatos no son animales omnívoros sino carnívoros. De ahí que haya ciertos alimentos a los que no sólo no están acostumbrados sino que no pueden procesar de forma adecuada. Algo a lo que hay que sumar las características de su hígado, el cual resulta menos efectivo a la hora de eliminar ciertas toxinas.

Por esta razón, en este artículo queremos mencionar alimentos que no deberíamos dar a nuestros gatos, ya que suponen un riesgo para su salud, por lo que tenemos evitarlos para conseguir que nuestros felinos siempre estén sanos y en las mejores condiciones.

Pescado o carne cruda.

El consumo de pescado crudo es peligroso para la salud de nuestro gato, ya que este contiene una enzima que destruye la vitamina B presente en nuestra mascota y la histamina que también contiene puede provocarle alergias.

De hecho Existe la falsa creencia de que los gatos son pescaderos por naturaleza y ello puede conllevar a errores fatales en su alimentación.

Por excelencia, el pescado crudo es uno de los alimentos más perjudiciales para tu gato. A pesar de que este sea un animal carnívoro por naturaleza, la carne cruda y el exceso de vísceras podrían provocarle parálisis muscular, también conocida como parálisis de Chastek, pudiendo contener parásitos muy peligrosos como el anisakis u otros presentes en la carne cruda como el toxoplasma. Asimismo, el pescado contiene espinas que le pueden producir perforaciones en el esófago y obstrucciones intestinales.

Verduras como la cebolla, ajo, cebollín, papas y otros.

En dosis altas y reiteradas, el tiosulfato de la cebolla, el ajo, los puerros o el cebollín pueden llegar a destruir los glóbulos rojos de la sangre y causar anemia.

Aunque las papas en sí no resultan perjudiciales para los gatos, especialmente si están cocidas, los brotes verdes, las hojas y el tallo pueden resultar tóxicas. Esto se debe a una toxina llamada solanina.

Dicho esto, las verduras son alimentos prohibidos para los gatos ya que, a diferencia de los humanos u otros mamíferos, son Carnívoros, debido a que tienen un tracto intestinal demasiado corto como para digerir la verdura.

Los gatos con síntomas de letargo, debilidad, reducción del apetito, encías pálidas y orina que va de color naranja a rojo oscuro deben ser llevados al veterinario inmediatamente.

Nada de chocolate, café o té

Al igual que ocurre con los perros los gatos no pueden tomar teobromina, una sustancia presente en alimentos como el chocolate, el café o el té. En el caso de hacerlo pueden sufrir deshidratación, vómitos, diarrea o úlceras. Además, puede llegar a afectar al sistema nervioso causando convulsiones e incluso la muerte.

La teobromina es una sustancia presente en el cacao, por lo que los chocolates con mayor concentración de cacao son los más peligrosos, como los chocolates negros.

Frutas como uvas, naranjas, pomelos, paltas o limones

Incluso una pequeña cantidad de uvas y pasas puede hacer que tu gato se enferme, pudiendo llevar a un rápido desarrollo de insuficiencia renal. Dentro de las 12 horas posteriores a la ingesta, a veces se producen vómito. Otros signos que pueden aparecer dentro de las 24 horas incluyen letargo, diarrea, reducción del apetito, dolor abdominal, disminución de la micción y dolor abdominal.

El tomate, tiene solanina aunque su principal componente tóxico para los gatos es la tomatina. Este componente se encuentra principalmente en los tomates verdes, las hojas y los tallos pero disminuye conforme madura la hortaliza.

Los cítricos como limones, naranjas y pomelos también causan diarreas y malestar estomacal. En el caso de los limones su aceite esencial resulta especialmente peligroso.

El peligro del consumo de paltas por parte de tu gato radica en su alto contenido en grasas, las cuales son muy difíciles de digerir par nuestro felino, pudiendo llegar a causar patologías graves como la pancreatitis. Asimismo, también contiene persina una sustancia que puede provocarles alteraciones cardíacas.

La leche es uno de los alimentos prohibidos para gatos

Los gatos empiezan a desarrollar intolerancia a la lactosa según van creciendo por lo que no es recomendable darles la misma leche que consumimos nosotros. Si quieres ponerle un cuenco de leche lo mejor es que sea sin lactosa o alguna adaptada para gatos. Aun así, tiene que ser algo esporádico y en pequeñas cantidades.

Espinas, huesos o huevos crudos

No es que tengan alguna sustancia tóxica para estos animales pero su tamaño y forma puntiaguda puede provocar daños en el aparato digestivo si el animal se los traga. En el caso de darles carne o pescado debe de estar siempre cocinado y sin sal.

Al igual que los humanos, el consumo de huevos crudos o carne cruda puede conducir a la intoxicación por salmonella o E. coli en los gatos. Los síntomas de la enfermedad varían, pero pueden incluir vómito, diarrea y letargo. La salmonella y la E. coli también pueden transmitirse a los humanos, así que debes lavarte bien las manos después de cocinar y mantén a tu gato alejado de estos alimentos crudos. Los huevos crudos también contienen una enzima que puede causar problemas en la piel y el pelaje.

Sin sal ni azúcar

El exceso de sal de ciertos embutidos o platos puede causar problemas renales e hipertensión. Además, la grasa de estas comidas puede provocar pancreatitis.

La mayoría de animales no están preparados para asimilar el azúcar y otros endulzantes. Este tipo de alimentos pueden provocar problemas de insuficiencia hepática e hiperglucemia, entre otras patologías.

Además, se ha constatado que los gatos y el resto de felinos no pueden detectar el sabor dulce debido a una mutación genética que impide que sus papilas gustativas perciban este sabor.

Masas crudas, Alcohol o Drogas

Las drogas, tanto estimulantes como relajantes, son especialmente peligrosas para la salud de los gatos. El alcohol puede causar desde incontinencia urinaria hasta la muerte. La marihuana también resulta especialmente tóxica.

También es importante mantener a tu gato alejado de la masa cruda. La masa cruda causa expansión en el estómago, o produce alcohol en el estómago.

Comida para perros

Puede parecer una tontería, pero uno de los alimentos prohibidos para gatos es la comida para perros. Esto se debe a que la comida canina carece de nutrientes que necesitan los felinos como la taurina o el ácido araquidónico. Algo que, consumido de forma excesiva, puede provocar un déficit de los mismos que genere serios problemas de salud al animal.

Reacciones alérgicas en gatos

Las alergias alimentarias son raras en los felinos, pero si crees que puede llegar a tener alguna reacción a un alimento, llévalo al veterinario para confirmarlo. Esta investigación puede llevar un tiempo, tu gato tendrá que seguir una dieta estricta que permita confirmar o descartar esta alergia y otras que pueda tener. Si el veterinario logra dar con la causa de la alergia, deberás eliminarla de la dieta de tu gatito y optar por un nuevo régimen alimentario.

 

Alimentos que si pueden comer los gatos

Sabemos que algunos de los alimentos de los humanos son perjudiciales, sin embargo, existe una lista de alimentos que los gatos pueden aceptar e incluso ayudarles en su dieta alimentaria:

 

  • Pollo: el pollo cocido les sirve muchísimo a los gatos cuando estos se encuentran enfermos para reforzar sus defensas.
  • Huevo: son una gran fuente de proteínas y vitaminas. Además, muchos de los alimentos para gatos ya lo incluyen, debido al beneficio que aportan en su salud.
  • Plátanos: Siempre en pequeñas cantidades. Un poco de potasio reforzará su alimentación.
  • Verduras cocidas: son acertadas en aportar fibra y eliminar las famosas bolas de pelo. Se recomienda brócoli y zanahoria, sabemos por experiencia que son sus favoritos.  

Recuerda que cada uno de estos alimentos son recomendaciones y de consumo ocasional, nunca los utilices como su alimentación diaria. Evita a toda costa dar los alimentos crudos, se recomienda que se den cocidos, hervidos o cocinados. 

Cómo evitar que los gatos coman alimentos peligrosos

La vida y el bienestar de tu gato dependen del tipo de alimento que come. Manteniendo los alimentos venenosos y peligrosos fuera de su alcance, así como asegurándote de que consuma un alimento balanceado, le estás ayudando a mantenerse sano.

A continuación tenemos algunos consejos sencillos para evitar que tu gato coma alimentos peligrosos y tóxicos:

  • Almacena los alimentos fuera del alcance de tu gato. Para un gatito curioso, puede ser necesario instalar cerraduras a prueba de gatos en los armarios.
  • No permitas que tu gato salte sobre el mesón mientras estás cocinando o comiendo. No le des de comer los restos de la mesa.

Si notas o sospechas que tu gato ha comido uno de estos alimentos, llévalo al veterinario inmediatamente. Mientras que algunos de estos alimentos puede que sólo causen una pequeña molestia a tu gato, otros pueden ser mucho más peligrosos para su salud. En caso de duda, pide orientación a tu veterinario.

Inventario marcas premium

Estimados clientes:

Les informamos que durante este sábado 5 de febrero de 12 a 15hrs, todas las marcas Premium estarán en inventario.

Por su comprensión muchas gracias.

Desde hoy eres Cliente VIP

¡Tenemos una excelente noticia que compartir contigo!

Desde hoy eres parte de nuestro "Club VIP" (Very Important Pets), un espacio que hemos creado para agradecer la confianza de nuestros clientes.

Estaremos informándote de ofertas y promociones en tu correo electrónico, y desde ya tendrás un 5% de descuento en todas tus compras.

 

Atentamente,
Equipo Distribuidora Lira.