¿Cómo Cuidar un Erizo de Tierra?

 Si quieres saber cómo cuidar de un erizo, ¡no te puedes perder este blog! Vamos a hablar de los cuidados y atenciones fundamentales que debes conocer para tener a una de estas adorables bolitas pinchudas como mascota. ¿Te interesa? ¡Empezamos!

Una de las mascotas exóticas más simpáticas y curiosas que en los últimos años se han puesto de moda son los erizos de tierra. La especie normalmente comercializada es el Erizo Pigmeo Africano que realmente es un híbrido obtenido del cruce de dos especies distintas de erizo de tierra existentes en África.

Los erizos son pequeños mamíferos. No son roedores como algunas personas creen, y por tanto tienen un comportamiento y una alimentación distinta.

Su esperanza de vida es de aproximadamente de 5 a 8 años de edad.

Los erizos son animales solitarios salvo en época de apareamiento por lo que se aconseja mantenerlos de forma individual. Como son animalitos muy territoriales, no es recomendable tener a dos erizos machos juntos. Son muy buenos para reproducción, así que tampoco se aconseja tener juntos a dos erizos de distinto sexo porque de seguro se aparearán varias veces pero pueden, incluso, comerse a sus crías.

Los erizos son animales nocturnos y crepusculares, por lo que suelen pasar la mayor parte del día durmiendo y, si se les permite, escondidos en cobijos y bajo algún mueble de la casa.

Cuando llegue por primera vez al hogar, ten mucha calma para acostumbrarlo a tu presencia y a su nuevo ambiente, sobre todo si tienes mascotas de otras especies. Por lo general, los erizos de tierra son tímidos y suelen llevarse bien con perros y gatos, pero si notas que su territorialidad es muy marcada, será mejor mantener a tus mascotas separadas.

Lo recomendable es que sociabilices a tu mascota desde que es una cría para que adecue al entorno y a la presencia de otros animales.

Cada vez que se encuentran con un olor nuevo, los erizos muerden la fuente del olor y se untan una saliva blanca en sus púas. Esta especie de “ritual” lo realizan incluso los bebés erizos.

Hay que tener cuidado de que no engorden mucho, porque a la larga, el sobrepeso les puede ocasionar daño hepático. Por lo mismo, es recomendable que tenga una pequeña rueda de ejercicios para correr. Al ser de hábitos nocturnos, es bastante posible que se dediquen a correr hasta altas horas de la noche, como un hámster.

Hacerse bolita es su forma de defenderse cuando se ven amenazados o cuando oyen algún ruido al que no están acostumbrados. Solo cuando se les pasa el susto vuelven a desenvolverse.

Hogar del erizo

En la naturaleza, los erizos son muy activos: escalan, cavan, corren durante kilómetros e incluso nadan. El lugar que designes como hogar o hábitat de tu erizo debe ser lo suficientemente grande para permitir este comportamiento natural. Debe tener paredes lisas para que no pueda escapar trepando y su tamaño debe ser de alrededor de 1.80 m2, aunque cuanto más espacio puedas ofrecerle será mucho mejor.

Para preparar su hogar tenemos dos opciones

  • Jaula: Podemos usar una jaula para hámster o para cobayas. La desventaja de la jaula son las corrientes de aire que pueden resfriar a nuestro erizo, además de que es más difícil conseguir una temperatura estable dentro de la jaula.
  • Terrario de cristal: Una urna de cristal es el alojamiento más adecuado para un erizo ya que las paredes de cristal conservan mejor la temperatura ambiente.  El terrario ha de disponer al menos de una rejilla en la zona superior para una correcta ventilación y renovación del aire.

Si decides que sea una jaula de barrotes, elige una que no los tenga muy separados. Algunas crías de erizo caben por huecos de 1,5 cm y podrían salirse.

El hábitat debe mantenerse en un lugar templado lejos de la luz solar directa y de las áreas frías y con corrientes de aire de su hogar. Límpialo al menos una vez a la semana, con productos inodoros o especiales para este propósito.

No debe tener elementos que puedan ser peligrosos como bordes afilados o que se astillen, o trozos de tela que se deshilache ya que puede enredarse en sus patitas.

Las jaulas hechas para cuyes y conejos son adecuadas para erizos, pero se deben evitar las con fondo de rejilla de alambre, ya que sus patitas son pequeñas y delicadas. Elige un sustrato suave, como un material de papel reciclado o viruta suave que deberá cambiarse a menudo y mantenerlo libre de humedad para evitar problemas de piel.

Incluye accesorios en su hogar

Dale un lugar donde pueda esconderse o refugiarse, puede ser casi cualquier cosa.

La rueda de ejercicio es una pieza muy importante para mantener la salud de tu erizo y evitar el sobrepeso. Los erizos son muy activos, principalmente por la noche, asegúrate que la rueda sea silenciosa, de material sólido y no esté hecha de alambre ni tenga espacios donde sus pies puedan quedar atrapados. 

Puedes poner otros juguetes como tubos, túneles y cascabeles para brindarle un entorno más estimulante. 

Los erizos son animales muy aseados, suelen hacer sus necesidades lejos del sitio de descanso. En la jaula lo harán en una esquina de la misma, por eso es aconsejable que pongas una bandeja de arena como si fuera una letrina y verás cómo se acostumbrará a hacer sus necesidades en ese espacio y será más sencillo limpiar su habitáculo. Respecto la higiene, no suele ser necesario el baño pero es fundamental limpiar y desinfectar todo su ambiente.

En la jaula también debes de ponerle un bebedero de botella, así no ensuciarán ni mojarán nada, pero es importante que siempre tengan agua limpia y fresca.

Debes darle de comer sobre todo por la tarde y controlar bien las dosis porque tienen tendencia a engordar por eso también debes proporcionarle frutas, verduras e insectos.

Procura acostumbrar a tu erizo desde que es pequeño a estar en tus manos, siempre durante un rato y después soltarlo para que investigue el entorno; recuerda que cuanto más lo sostengas más se acostumbrará al contacto humano. Los erizos son animales que se guían por el olor, así que nunca lo cojas con guantes pues no pinchan demasiado y el tacto es similar al de un arbusto así que no te preocupes por tomarlo con tus manos.

 

Ojo con las temperaturas

Estos pequeños amigos son muy sensibles a las temperaturas extremas. Su zona de confort es entre los 23 y 29ºC. Las temperaturas frías pueden hacer que los erizos entren en modo hibernación y se vuelvan letárgicos, lo que puede ser fatal en cautiverio. Se recomienda el uso de placas y almohadillas calefactoras en climas muy fríos y controlar la temperatura de su hábitat con un termómetro ambiental. También necesitan ambientes con poca luz.

¿Qué come mi erizo?

En la naturaleza, la dieta de un erizo consiste en insectos, plantas y raíces. Esta dieta es difícil de replicar en cautiverio, por lo que existen mezclas de alimento seco especialmente hechos para erizos de tierra, en Lira trabajamos marcas como Mazuri o Spike´scombínalo con suplementos, insectos como grillos, tenebrios y golosinas o fruta que te puede recomendar el veterinario para una dieta más variada y equilibrada. Los insectos que le demos no han de ser capturados pues puede llevar pesticidas y otras substancias tóxicas, por lo que es mejor comprarlos de marcas conocidas.

Lo ideal es darle de comer al atardecer, ya que estos animales son nocturnos: retira restos del día anterior y pon comida nueva.

Cómo manejar y limpiar a un erizo

Como ya hemos mencionado brevemente la adaptación del erizo al contacto y relación contigo será todo un proceso, debes tener paciencia ya que puede durar semanas e incluso meses.

Deja que huela, corra por casa (siempre bajo vigilancia), que haga todo lo que quiera hasta que se adapte.

En cuanto a la higiene, con mantener limpia y en buenas condiciones la jaula es suficiente.

Los erizos son muy buenos para acicalarse y no es necesario bañarlos, salvo excepciones o por indicación médica, como por ejemplo tratamiento de ácaros en la piel. Lo que sí es necesario es cortarles las uñas cada dos o tres semanas, para esto lo mejor es pedir a tu veterinario/a que te enseñe o lo haga él mismo.

La salud de un erizo

Por lo general, si sabes bien cómo cuidar de un erizo será fácil que mantenga una buena salud y apenas necesitará atención veterinaria. Pero hay ciertas cosas que debes tener en cuenta:

  • No expongas a tu erizo a corrientes de aire o temperaturas demasiado bajas ni altas.
  • Si tienes otras mascotas, ten cuidado del contacto que puedan tener con tu erizo, podrían transmitirle parásitos o hacerle daño.
  • Si tu erizo tiene diarrea, es posible que se deba a que está comiendo demasiado, no le pongas tanta comida.
  • Los erizos que viven en condiciones poco higiénicas pueden coger ácaros, hongos y parásitos.

Para garantizar la salud de tu erizo de tierra, debes llevarlo a un chequeo anual con un veterinario especializado en mascotas exóticas para un examen físico que puede incluir análisis de sangre y heces.

Inventario marcas premium

Estimados clientes:

Les informamos que durante este sábado 5 de febrero de 12 a 15hrs, todas las marcas Premium estarán en inventario.

Por su comprensión muchas gracias.

Desde hoy eres Cliente VIP

¡Tenemos una excelente noticia que compartir contigo!

Desde hoy eres parte de nuestro "Club VIP" (Very Important Pets), un espacio que hemos creado para agradecer la confianza de nuestros clientes.

Estaremos informándote de ofertas y promociones en tu correo electrónico, y desde ya tendrás un 5% de descuento en todas tus compras.

 

Atentamente,
Equipo Distribuidora Lira.